top of page

Observar aves por el Soto de Revenga ¡Una pasada!

6 mayo.-

Estrenamos mayo con la tercera actividad del Aula de la Naturaleza de Revenga que no se limitaba a permanecer en la sala en donde está la exposición de "Fauna del Parque Natural de la Sierra de Guadarrama" del Museo Nacional de Ciencias Naturales.


Esta vez íbamos a practicar lo que nos enseñara Fernando Ávila, en vivo y en directo.


La charla comenzó a las 10:00 de la mañana del sábado 6 de mayo y nos alegró muchísimo ver la cantidad de personas interesadas que acudieron a ella. Unos 40 participantes que se mantuvieron fieles a la charla y al paseo. Y, lo mejor, es que hubo gente menuda, jóvenes y niños que fueron la parte más importante del público.


Fernando nos introdujo en los secretos de las aves. Habló de plumas y dinosaurios, de cloacas y de picos y nos dejó a todos admirados de lo que nos contaba y de lo que estábamos aprendiendo.


Al final de la charla nos enseñó imágenes de las aves más comunes que podíamos encontrarnos en el paseo, con trucos para identificarlas por sus cantos, sus colores y sus vuelos. ¡Ya estábamos listos para la expedición al Soto de Revenga!


Pero antes de salir había que preparar prismáticos y el cuaderno de campo, ya sea usando tecnología o llevando el de siempre: cuaderno, boli con orejas y ojos bien abiertos.


Pero como dijo Fernando, no hace falta ir muy lejos para poder observar aves. Nada más salir a la calle ya nos sedujo el vuelo del milano real y de unas cuantas golondrinas. Camino del Soto, un herrerillo común nos dio la bienvenida desde un tejado.


El Soto de Revenga en esta época está muy bonito a pesar de que se se notaba la sequía en su tierra y en las propias plantas. Las peonías rosadas entre los fresnos repletos de hojas nos dijeron ¡hola!. Los troncos podados de otros fresnos desnudos se limitaron a esperar.


Los más pequeños disfrutaron de lo lindo identificando aves y los mayores parece que mucho más. Uno de los niños hizo un cuaderno de campo a su estilo dibujando las aves que veíamos y haciendo anotar a su madre los nombres de cada una. ¡Un futuro naturalista sin duda!


Los más pequeños del grupo se asombraban de que pudiéramos ver tantos "pájaros" y se lo pasaron muy bien viendo bichos.


Aquí tenéis el resumen de la actividad:



Comparto las aves que vimos y si no las vimos, las escuchamos. Fernando nos enseñó y ayudó a localizarlas con los prismáticos y a identificarlas por el canto. Esta época es la mejor para escuchar la variedad de reclamos y conversaciones pajariles que tienen lugar en los campos en este tiempo de cortejos y amoríos.


34 especies:

  1. Abubilla

  2. Agateador común

  3. Águila calzada

  4. Avión cómún

  5. Buite leonado

  6. Buitre negro

  7. Carbonero común

  8. Cigüeña blanca

  9. Colirrojo tizón

  10. Curruca capirotada

  11. Curruca mirlona

  12. Estornino negro

  13. Golondrina común

  14. Golondrina daúrica

  15. Gorrión chillón

  16. Gorrión chillón

  17. Herrerillo

  18. Jilguero

  19. Milano negro

  20. Milano real

  21. Mirlo

  22. Mosquitero papialbo

  23. Oropéndola

  24. Paloma doméstica

  25. Pardillo

  26. Pinzón vulgar

  27. Ruiseñor común

  28. Tórtola turca

  29. Totovía

  30. Trepador azul

  31. Triguero

  32. Urraca

  33. Vencejo común

  34. Verderón


Un día muy agradable, despejado, brillante que se vivió con un grupo de gente que se volcó en la actividad y que llegaron de distintos lugares: Segovia, Cabanillas, Madrid, La Losa, vecinos de Revenga... Disfrutamos mucho guías y asistentes. Un aprendizaje rápido y preciso para un paseo slow después.


Desde aquí gracias todos y a todas los que vinisteis a compartir esa mañana llena de aves y gracias por haber tenido la suerte de que nos acompañara un biólogo vocacional tan comprometido con la educación ambiental como Fernando Ávila.

Comments


bottom of page